Novedades Matsa

Prevención del cáncer de mama

Artículos
Publicado hace 12 Aņos
cancer_mama

El cáncer mamario es el tumor maligno más frecuente de la mujer. En esta nota compartimos recomendaciones y consejos para su prevención.

Puesto que no se conocen las causas que lo desencadenan, sólo es posible su curación si se realiza un diagnóstico precoz. Es conveniente, en primer lugar, acudir regularmente al ginecólogo, además de aprender a autoexplorarse. Sin embargo, ello no resulta suficiente, dado que, cuando se logra palpar un tumor, éste suele tener ya un tamaño superior a 2 cm, tamaño en el que las posibilidades de afectación sistémica (extramamaria, metástasis) comienzan a ser elevadas. Por ello es muy importante detectar el tumor antes de que se palpe, y el mejor modo hasta ahora conocido es la práctica regular de la Mamografía.

La Mamografía debe comenzarse a realizar a los 40 años de edad, o 35 años si la mujer presenta antecedentes familiares directos (madre, padre, hermana, hija) de cáncer mamario. La Mamografía debe repetirse cada año.

La Ecografía Mamaria, exploración muy útil en otras ocasiones, no puede sustituir a la Mamografía en el diagnóstico precoz, puesto que es incapaz de detectar algunos pequeños e incipientes cánceres. Lo mismo ocurre con la Resonancia Magnética mamaria, si bien este procedimiento podría tenerse en cuenta en mujeres jóvenes de muy alto riesgo.

Los números del cáncer de mama

  • Más de 1 millón de casos de cáncer de mama se producen cada año en el mundo.
  • Según la OMS, 518.000 mujeres mueren cada año por causa del cáncer de mama.
  • Una de cada 8 mujeres padecerá cáncer de mama a lo largo de su vida.
  • En la Argentina, la cifra de fallecimientos por esta causa en 2006 (último año disponible) ascendió a 5.339 mujeres y 40 varones.
  • De las 26.197 mujeres que murieron en 2006 por tumores malignos en la Argentina, aproximadamente el 20 % correspondieron a cáncer de mama.
  • Cada año, en el país, entre 15.000 y 18.000 mujeres desarrollan un cáncer de mama.
  • El 90% de los tumores menores a 1 cm de diámetro se cura hoy con tratamiento (quimioterapia, radioterapia y cirugía).

RECOMENDACIONES DE ESTUDIOS

Examen mamográfico

Se debería efectuar una mamografía de base a partir de los 35 años, y se debe realizar una por año a partir de los 40 años, en mujeres asintomáticas y sin antecedentes familiares de cáncer de mama (según la OMS). En casos de poseer antecedentes familiares, especialmente si presentaron esta enfermedad antes de los 50 años, los estudios mamográficos deberían comenzar 10 años antes de la edad de presentación del caso en cuestión.

Mientras que no haya suficiente información, la edad límite para sugerir finalizar los controles mamarios, debe ser evaluada en cada caso en particular (según Consenso Nacional Inter-sociedades sobre el Cáncer de Mama, Argentina 2006)

Indicaciones de los estudios mamográficos:

  • Mujeres a partir de los 40 años (inclusive), con periodicidad anual.
  • Mujeres con antecedentes familiares directos de carcinoma de mama: madre, hermana o hija, a partir de los 35 años o 10 años antes del familiar más joven con cáncer de mama, con periodicidad anual.
  • Mujeres con factores considerados de riesgo para cáncer de mama.
  • Mujeres sometidas a tratamiento hormonal sustitutorio, de cualquier edad.
  • Pacientes con sintomatología mamaria no aclarada.
  • Pacientes de cualquier edad, a las que se ha diagnosticado un cáncer mamario por otros métodos diagnósticos, y no dispongan de mamografía, como estudio basal de referencia.
  • Pacientes de cualquier edad, con enfermedad metastásica demostrada, sin tumor primario conocido.
  • Pacientes con antecedentes personales de cáncer mamario, con periodicidad anual.
  • Previa a cualquier operación mamaria, no importa la patología.

 

Ultrasonido mamario

Es un estudio complementario a la mamografía. No es un método de screening. El mismo debe efectuarse guiado por la clínica o la mamografía. Es un método útil para las mujeres premenopáusicas con sintomatología mamaria, ideal para evaluar lesiones quísticas, en mujeres embarazadas o en período de lactancia.
Es de especial utilidad en mamas mamográficamente densas, complementando y disminuyendo los falsos negativos de la mamografía.

Resonancia magnética (RM)

El objetivo fundamental del diagnóstico por imágenes de la mama en lo referente a patología neoplásica consiste no sólo en Descubrir, Caracterizar y Estadificar sino también descartar su existencia.
La RM con contraste en el estudio de la mama cumple, por su alto Valor Predictivo Negativo (sensibilidad), el objetivo de descartar patología tumoral infiltrante.

Las indicaciones de la Resonancia mamaria esta en evolución permanente, y hay que tener en cuenta que es fundamental la tecnología disponible, la experiencia y capacitación de los profesionales actuantes. No es una técnica de primera indicación y su empleo debe quedar para los casos en que los estudios previos no sean concluyentes.